RSS
Weiterleiten

12. Aug. 2007, 16:16

Exactamente cuando piensas que has escuchado todo, llega material desde otro mundo, literalmente, para dejarte con muchas dudas y algo de desazón. Kala, el segundo disco de M.I.A, a lanzarse en pocos días, no sólo está dedicado a abrirte el panorama geosonoro al que estás acostumbrado, sino que tiene como meta reventarte los tímpanos, hacerte bailar como poseído y dejarte en una crisis de identidad bastante fuerte.

Definir el sonido que este material tiene sería reductivo y completamente equivocado. Pero podemos decir que si quieres alguna vez te sentiste inclinado a experimentar las siguientes situaciones, pongas atención:

* Bailar como Baggara poseído
* Sentirte infectado de fiebre aviar
* Dormir en una favela brasileña desnudo a merced de los mosquitos
* Asociarte delictivamente con una bola de inmigrantes ilegales en los barrios bajos de NYC
* Traficar marfil africano y piedras preciosas
* Ser secuestrado por una banda de extras de Bollywood
* Pasar una tarde dentro de la cabeza de un adolescente gay paquistaní
* Aventarte sin paracaídas al vacío en plena savanna del Serengeti... entre otras.


Esta es tu oportunidad para despegarte de tu cuerpo entre percusiones histéricas y pegajosas; beats que tienen sabor a world music, música que si acumulara millas, podría ir y venir a la luna un par de veces porque fue grabada en la India, Trinidad, Australia, Londres, Nueva York y Baltimore.

Adoro a M.I.A; sé que Kala es mi nueva obsesión y quiero, te obligo!, a que sea la tuya desde ahora. Un par de tracks están en http://soundgym.blogspot.com/2007/08/kala-desde-ningn-lugar-en-especfico.html

El disco sale el próximo 21 de agosto y, según dice Amazon, vendrá con wallpaper y ringtone. Qué más quieres?

Highlights del disco: podemos mencionar a Jimmy, Bird Flu y Paper Planes, con el coro más increíble y pegajoso que he escuchado en años!
Akzeptierte Übermittlungen
M.I.A. Fans

Kommentare

Sage etwas. Melde dich bei Last.fm an oder registriere ein neues Benutzerkonto (es kostet nichts).