Acustirock III – Tribuna Norte del Estadio San Marcos 27 de mayo 2012

RSS
Weiterleiten

31. Mai. 2012, 15:55

En el contexto donde la mayoría de conciertos son un fracaso en asistencia, el Acustirock III sobrepasó las expectativas y reunió en la Tribuna Norte del Estadio de San Marcos mucha más gente de lo que este mismo año no pudo hacer ni Noel Gallagher ni Jorge González en dicho local. Desde el boom vivido hace un par de años que no nos encontrábamos con una fecha sold out. Y lo mejor de todo, que fue un concierto de rock nacional.
Algunos dicen 10 mil personas, otros que fueron hasta 15 mil. Más que la cifra, fue esperanzador encontrarnos con un local que desde temprano ya estaba repleto de gente dispuesta a pasar una velada con los representantes más famosos del rock nacional. Ejemplo de esta emoción fue que varios de los artistas del cartel no dudaron en mencionarlo. José Arbulú de Cementerio Club recordó la necesidad de encontrarse público y artista, como diciendo “deberíamos hacer esto más seguido”. Daniel F no se quedó atrás y también se sorprendió con la gran cantidad de público: “he ido a unos cuantos eventos internacionales y no había ni la cuarta parte de la gente que hay acá, de puta madre”, dijo el F describiendo lo que seguramente ya muchos habíamos pensado al ingresar al concierto.
El escenario también sirvió para tratar temas coyunturales. Así fue que Daniel F le dedicó el cover anti taurino de No X Recomendable al Ministro de Cultura. Ricardo Brenneise, vocalista de Dolores Delirio, dedicó un tema a los dos soldados muertos en la selva y también rindió un homenaje a Gustavo Cerati, recordando que su concierto en ese mismo local fue uno de los últimos que dio.
Sin embargo, algo que se hizo evidente desde la presentación de Jovhan Tomasevich fue la importancia que significó MTV hace una década, cuando Cementerio Club, Zen, TK, Libido, Campo de Almas o Gaia se hicieron realmente masivos en nuestro país. Tanto así que hasta hoy continua el impacto de aquellas épocas a la hora de tocar los hits, logrando que todo el local retumbase a una sola voz.
El otro tema presente durante el concierto fue el de las radios. Recuerdo que la primera vez que escuché Dolores Delirio fue cuando pasaron Rojo en Doble Nueve. Y es que aún en el 2012 la radio continúa como el medio principal para difundir la música, a pesar de todas las alternativas que ha ido abriendo la Internet. En ese sentido, daba cólera ver publicidad de Studio 92 en el Acustirock cuando es mínima la atención que se le da en programación regular a tantas bandas nacionales que podrían pasar y que tienen una amplia demanda.
Pero yendo al show, todas los grupos presentaron lo mejor de su repertorio y fueron recibidos con mucho cariño de parte del público. Sin embargo, es necesario, por su talento sobrenatural, mencionar el carisma siempre acompañado de humildad de Marcello Motta, el líder Amén, que tiene el poder de manejar a miles de personas que caen rendidos ante sus canciones y su guitarra de una manera sorprendente.
Y la verdad todas las bandas merecerían hacer una crónica entera sobre su show pero el extenso cartel del concierto lo haría un proceso muy largo de describir. Queda solo decir que todas las bandas se lucieron y dieron lo mejor de sí, a pesar de varios desperfectos con el sonido. El éxito que causó esta fecha nos hace imaginar en lo que podría haber sido si se explotaba más el concepto de festival. Ferias con venta de discos y merch, stands con distintas organizaciones haciendo presencia, un escenario alternativo, y distintas actividades que permitan vivir la experiencia de un festival en todo el sentido. Pues está claro que hay gente que quiere ir a estos eventos, sino recordemos los antiguos Rock n Pop que se realizaron en todo el Estadio San Marcos y Nacional.
Sin embargo, un punto que se podría mejorar y darle atención es que este concierto se enfocó a un público mayor de 21 años y no pudimos ver a generaciones nuevas que también consumen esta música, además de las nuevas generaciones de bandas nacionales que están dando mucho que hablar, sobre todo en circuitos alternativos. Quizás el colocar un precio de entrada diferenciado para estudiantes y escolares, e incluso agregar un “escenario alternativo” para bandas nuevas sería una idea buena para hacer del Acustirock un evento mucho más grande y que continúe con un hilo conductor entre generación y generación.
Ojalá que alguno de los tantos productores que aparecieron con el boom de conciertos se den cuenta que existe un mercado no satisfecho de gente que quiere vivir la experiencia de grandes conciertos nacionales. Además, con toda la experiencia que hemos tenido de ver a grandes artistas mundiales ofrecernos un show de altísima calidad, sería bueno que las bandas nacionales puedan tener próximamente la misma producción, sobre todo, en cuanto a calidad de sonido que por momentos no dejó escuchar todo el potencial que tienen estas bandas.
Pero más allá de estas críticas contructivas, no cabe duda que hay felicitar la iniciativa de este festival que ya se ganó un gran espacio y que se viene con todo, a esperar el Acustirock IV.

Kommentare

Sage etwas. Melde dich bei Last.fm an oder registriere ein neues Benutzerkonto (es kostet nichts).